Menú Cerrar

CONVENCIÓN INTERAMERICANA SOBRE LA PROTECCIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS DE LAS PERSONA MAYORES​

Sancionada en el año 2015 y ratificada por la República Argentina en Mayo de 2017 mediante la Ley 27 360 y el Decreto 375/17.

La Convención establece un serie de definiciones y alcance de los derechos de las personas mayores, también define principios convencionales entre ellos: la promoción y defensa de los derechos humanos y libertades fundamentales de la persona mayor, la valorización de la persona mayor, su papel en la sociedad y contribución al desarrollo, la dignidad, independencia, protagonismo y autonomía de la persona mayor, la igualdad y no discriminación, entre otros.

Envejecimiento

Proceso gradual que conlleva transformaciones biológicas, fisiológicas, psicosociales y funcionales.

Maltrato

Acción u omisión, única o repetida que produce daño, independientemente que ocurra en una situación de confianza

Abandono

Falta de acción, deliberada o no, para atender de manera integral las necesidades de una persona mayor que ponga en peligro su vida o integridad.

Cuidados paliativos

Afirman la vida y consideran la muerte como proceso natural

Negligencia

Error involuntario o falta no deliberada que cause daño o sufrimiento, tanto en el ámbito público como privado, cuando no se hayan tomado las precauciones normales necesarias de conformidad da las circunstancias. Se incluye: descuido, omisión, desamparo e indefensión.

Discriminación

Por objeto o efecto; anular o restringir.
Involucra esfera pública o privada.

La Convención establece que los Adultos Mayores tienen derecho a:

  • TENER UNA VIDA DIGNA Y PLENA.
  • NO SER DISCRIMINADOS.
  • NO RECIBIR MALOS TRATOS FÍSICOS O MENTALES, Y A TENER UNA VIDA LIBRE DE EXPLOTACIÓN.
  • ENVEJECER EN SU CASA Y EN FAMILIA
  • ACCEDER A INFORMACIÓN, A SER ESCUCHADOS Y EXPRESARSE LIBREMENTE.