Defensoría del Pueblo de Posadas colabora con el municipio de Candelaria - Defensoría de Pueblo de la Ciudad de Posadas
Menú Cerrar

Defensoría del Pueblo de Posadas colabora con el municipio de Candelaria

POSADAS. La Defensoría del Pueblo de la ciudad de Posadas asistió a un hombre en situación de abandono en el municipio de Candelaria. Lo hizo tras el pedido del defensor del pueblo de la ciudad de Resistencia, quien tomó conocimiento del caso y solicitó la intervención.

«Ante la solicitud de colaboración realizada por el Sr. Defensor del Pueblo de Resistencia, Bernardo Boloj, con respecto a la atención de una persona en situación de vulnerabilidad e indocumentada, nos presentamos en el domicilio de la Sra. Mariela Maldonado, quien dice estar a cargo de un desconocido en situación de vulnerabilidad», detallaron desde la institución.

Tras una constatación socioambiental realizada por un licenciado en Trabajo Social de la Defensoría, se elaboró un detallado informe y se solicitó la intervención de las instituciones pertinentes tanto a nivel local como provincial.

Sobre el caso

El hombre es conocido  como «Don Leca» y en el pueblo se lo identifica como una persona en situación de calle en evidente mal estado de salud general, física y mental.

Afirma llamarse Ricardo Santillán, no tiene documento de identidad y sería analfabeto con serias dificultades para relacionarse y darse a entender. Los que lo conocen afirman que a menudo lo escuchan hablar en guaraní.

En la actualidad, vive en una vivienda precaria de dos metros por dos metros con un baño letrina que construyó una vecina de nombre Mariela Maldonado, quien se solidarizó con el hombre al ver su situación y decidió ayudarlo con lo que estaba en sus posibilidades.

La acción de la Defensoría

Según el informe socioambiental elaborado por la Defensoría, «Don Leca» tendría problemas mentales y está visiblemente débil pero no recibió ninguna atención médica ni está bajo ningún tratamiento; tampoco recibió la vacuna contra el Covid por no contar con DNI.

La institución pasó el informe a las autoridades del municipio, como también a las autoridades provinciales del Registro de las Personas y Desarrollo Social, quienes al tomar conocimiento de la situación accionaron inmediatamente los mecanismos institucionales de asistencia.